Histeroscopia embarazo

Histeroscopia embarazo

Histeroscopia embarazo_2

REV CHIL Obstet, Gynäkologie 2011; 76 (6): 439 448

Ablación Endometrium por histeroscopia: resultados, prevención y manejo de complicaciones

Einíbal Scarella C. 1,2. Verónica Chamy S. 1. Hugo Sovino S. 2

1 Departamento de Ginecología y Obstetricia, Facultad de Medicina, Universidad de Valparaídamit. 2 Instituto de Investigación Materno Infantil (IDIMI), Facultad de Medicina, Cede Centro, Universidad de Chile.

Ein mediados de la déCada de los 80, se introdujeron Procedimientos que eliminan el Espesor completo del endometrio como tratamiento del sangrado Menstruations profuso. Ein pesar de que en el mundo, el núMero y la Popularidad de estas técnicas, conocida como ablación Endometrium, se ha incrementado ostensiblemente, en nuestro país Continúein siendo una herramienta poco difundida y subutilizada. Este Kunstículo Aborda de manera crítica la racionalidad, indicaciones y complicaciones, de la ablación Endometrium en el manejo del sangrado Menstruations profuso, considerando su utilidad clínica Frente a otras alternativas de tratamiento.

PALABRAS CLAVES:Ablación Endometrium, Procedimientos de primera y segunda generación,evidencia, complicaciones

In der Mitte der 80er Jahre wurden Verfahren eingeführt, um die gesamte Dicke der Gebärmutterschleimhaut als Behandlung von starken Regelblutungen zu beseitigen. Obwohl in der Welt, die Anzahl und die Popularität dieser Techniken, wie Endometriumsablation bekannt beträchtlich zugenommen, was in unserem Land eine wenig bekannte und nicht ausgelastete Werkzeug bleibt. Dieser Artikel kritisch diskutiert die Gründe, Indikationen und Komplikationen der Endometriumablation bei der Behandlung von starken Regelblutungen, ihre klinischen Nutzen gegenüber anderen alternativen Behandlungen berücksichtigen.

Schlüsselworte:Endometriumablation, ersten und zweiten Generation Verfahren, Beweise,Komplikationen

El sangrado Menstruations profuso o menorragia, definido como la pérdida sanguínea de 80 ml o más por ciclo Menstruations, es un problema importante de Salud de la mujer (1). Estudios poblacionales señalan que entre un 10 35% de las mujeres premenopáusicas reportan Episodios de menorragia (2 4) y Vertre un 5 20% de las consultas de mujeres en edad Reproductiva al ginecóLogo allgemein (5,6). Se ha demostrado que el sangrado Menstruations profuso tiene un impacto Bürgermeister en la calidad de vida y el Bienestar biopsicosocial de las mujeres (1). Se considera el manejo médico como la primera línea de tratamiento en mujeres premenopáusicas sin patologíein uterina. Dentro de ellas, el dispositivo intrauterino medicado con Levonorgestrel (DIU LNG) es la OPCIón más efectiva si se busca un tratamiento ein mediano plazo (7 10). Otras alternativas TerapéUticas Sohn los fármacos anti fibrinolíTicos (11), antiinflamatorios (12,13) ​​y el tratamiento hormonellen con anticonceptivos orales (12,14,15). La elección del tratamiento dependerá de diversos factores incluyendo la preferencia de la pacientes, Flugzeuge reproductivos y contraindicaciones (1).

El tratamiento quirúrgico del sangrado Menstruations profuso a menudo sigue al fracaso o inefectividad del tratamiento méDico. Se estima que 2 de cada 3 pacientes buscará un tratamiento definitivo a dos años plazo (16). La histerectomía se considera el estáNdar como tratamiento quirúrgico del sangrado Menstruations con una tasa de éxito primaria del 100% y altos niveles de satisfacción (16). Sin embargo, tal Intervention wirdón se asocia ein Estadíals hospitalarias prolongadas, convalecencia entre 4 6 semanas, complicaciones mayores entre un 3,6 a un 11% y una mortalidad cruda de 3,8 / 1000 Intervenciones (17 19). Estos resultados han motivado a el Desarrollo de técnicas mínimamente invasivas que disminuyan Geschichten efectos adversos sin disminuir éxito de la Intervention wirdón.

Ein mediados de la déCada de los 80, se introdujeron técnicas que eliminan el Espesor completo del endometrio; ya Meer por escisión con un asa electroquirúrgica o Medi Energíbeimérmica capaz de producir Nekrose del Espesor completo del endometrio (20,21). La Popularidad de Geschichten técnicas se ha incrementado ostensiblemente y es por ello, que en los últimos veinte einños, el número de ablaciones endometriales (AE) ha aumentado en desmedro del total de histerectomíwie (8), REPRESENTANDO para el Reino Unido un 60% de las Intervenciones por menorragia (Figura 1) (22).

Figura 1. Tendencia en el número de histerectomíwie ablaciones endometriales por sangrado uterino profuso en el Reino Unido.

El objetivo de esta revisión es aclarar las ventajas de la AE por histeroscopía Frente a otras técnicas quirúrgicas, revisar las complicaciones Considerando las Estrategias para prevenirlas y tratarlas adecuadamente.

GENERALIDADES, INDICACIONES Y Factores PRONÓsticos

Se definieren AE (8) como la destrucción quirúrgica del epitelio Endometrium. Para allo, se han descrito técnicas de primera y segunda generación. Las primeras comprenden la AE bajo visualización directa con instrumental electroquirúrgico e incluye: resectoscopíein Endometrium-con asa (RECA), Roller o con láser, que han sido previamente descritas de la literatura (23). Letzteécnicas de segunda generacióNein "ciegas", Dependen de un dispositivo que se inserta en la cavidad uterina y que entrega la Energíein para destruir uniformemente el endometrio. Las Tecnologíwie de segunda generación aprobadas por la FDA para el uso en Estados Unidos (EEUU) Sohn: radiofrecuencia bipolar (Novasure®); balón con líquido caliente (THERMACHOICE®); crioterapia (Ihre Wahl®); dispositivo con circulación de agua caliente (Hydro ThermAblator®), Y microonda (Mikrowelle Endometriumablation).

Los resultados de las distintas técnicas de AE ​​comparadas con la histerectomíein han sido evaluados por la colaboración Cochrane (24) y recientemente, en otra revisión sistemática de la literatura (RSL) (25). Los resultados muestran que la satisfacción para ambos abordajes al año de seguimiento es alta, sin embargo, un 13% de las AE y un 5% de las histerectomizadas se Declara insatisfecha con el resultado al Primer einño con un OR de 2,46 (IC 95% 1,5 3,9) en beneficio de la extracción uterina (25). Ein pesar de lo anterior los resultados de calidad de vida no difirieron entre ambas técnicas (24). Más einún, la AE redujo ELdolor postoperatorio, la duración de la cirugíein en 23 minutos, la Estadíein Hospitalaria de 5 díwie y el tiempo de incorporación al trabajo en 4 semanas (25). La Bürgermeistería de las complicaciones eine fueron m corto plazoás frecuentes en el grupo de histerectomíein con un de Sepsis riesgo Bürgermeister, Transfusionsón de sangre, retención urinaria, Anämie, fiebre, Hämatome. Kein hubo diferencias entre los grupos para la perforación, obstrucción Magen-Darm-y laparotomíein como causas de complicaciones postoperatorias (24).

Dos Recientes RSL que comparan técnicas de primera y segunda generación demuestran la equivalência en cuanto ein tasa de amenorrea y satisfacción de las pacientes entre las t diferentesécnicas (Tabla I) (21,25). El meta einálisis de la colaboración Cochrane demostró tasas similares a los 2 años de cirugíein Complementaria (21% contra 25%, OR 0,9; IC 95% 0,6 1,4) o histerectomía (14% gegenüber 19% bzw. 0,8, 95% IC 0,5 1,3) por sangrado uterino anormal (21). Aunque en ambas técnicas las complicaciones Sohn infrecuentes, en promedio las técnicas de primera generación se asociaron einer un significativo incremento del tiempo operatorio (14,5 Min.), sobrecarga de fluidos (1,43 contra 0%), perforación uterina (1,18 contra 0,2%), laceraciones cervicales (1,43 contra 0,13%) y hematometra (1,08 contra 0,34%); mientras que las de segunda generación hubo Bürgermeister falla de equipo, Übelkeiten y vómitos (21,25). En las últimas, la longitud uterina (gt; 8 cm), la presencia de Miomas o pólipos fueron fuertes predictores de insatisfacción de las pacientes. Tal relación no fue observada para las técnicas de primera generación. La comparación de las técnicas de primera generación entre sí, Tampoco demostró diferencias en la tasa de amenorrea / hipomenorrea, aunque la ablación con Roller fue 7 minutos más corta que la RECA (21).

En Basis a la información señalada es que el Colegio Americano (ACOG) y el Real Colegio de Obstetras y GinecóLogos (RCOG) (1,26,27) hacen las siguientes recomendaciones en cuanto a la AE: esta indicada en mujeres con menorragia sin respuesta al tratamiento médico y que no deseen fertilidad. Esta indicada como primera OPCIón en mujeres con menorragia tras la discusión de los riesgos, beneficios y de otras opciones TerapéUticas. Las mujeres en edad féRTIL deben ser prevenidas sobre la necesidad del uso de un método anticonceptivo tras la realización de la AE. La AE debe considerarse, como OPCIón sobre la histerectomía, cuando las mujeres tengan un útero de TamañO lt; 10 semanas de embarazo y / o con patologíein miomatosa intracavitaríein lt; 3 cm de diáU-Bahn (en este último caso con técnica de primera generación).

Las mismas Asociaciones señaladas establecen como contraindicaciones absolutas de la AE: el embarazo, el diagnóStico o la sospecha de hallo perplasia o cáncer de endometrio, el deseo de preservar la fertilidad y la infección pélvica activa. Se señala la postmenopausia y las anomalíals uterinas CongéNitas como contraindicaciones relativas de la AE en vista del Bürgermeister riesgo de perforación (1,26).

Se sabe que el éxito y la facilidad técnica de una AE aumenta si se realiza con un endometrio delgado o atróFICO (28). Este objetivo puede lograrse de 3 maneras: programando el procedimiento en fase proliferativa inicial; realizando un legrado Endometrium preoperatorio, que evita los retrasos y los costos implíin umliegenden del tratamiento méDico, o Medi terapia hormonellen destinada ein inducir adelgazamiento Endometrium, comúnmente realizada con eináLogos de la hormona liberadora de gonadotropina (aGnRH), Danazol o Progestágenos (28,29).

Una RSL que compara diferentes terapias hormonales para adelgazamiento del endometrio previo a la AE de primera generación, concluyó que aGnRH (30 60 díals previos a la cirugía) resulta en un significativo adelgazamiento del endometrio y aumenta la probabilidad de que la cirugíein alcanzará la amenorrea al compararlo con Placebo (29). Resultados similares han sido demostrados con el tratamiento preoperatorio con danazol (600 800 mg / díein Durante 15 a 30 días) (29). La misma revisión Destaca que existen pocos datos en Basis ein Ensayos clínicos aleatorizados (ECA) para evaluar la efectividad de Progestágenos Soli o combinados como agentes de adelgazamiento Endometrium (29). Hasta la fecha, no hay otros Estudios de calidad que objetiven los efectos de otros enfoques Terapéuticos. Estudios que evalúein como resultado el grosor Endometrium ecográFICO o el grosor Endometrium en histeroscopíeine Sünde AE, demuestran que alternativas como el Desogestrel (75 pg / día) con Anastrazol vaginal (60 mg / día) por 10 días (30); anticonceptivos orales combinados con Desogestrel (150 pg / día) y etinilestradiol (30 pg / día) por 1 ciclo (31); o la gestrinona (2,5 mg dos veces por semana) por 4 semanas (32) Sohn métodos efectivos para adelgazar el endometrio, aunque se requieren de ECA previo a su uso en paciente candidatas eine AE.

En las técnicas de segunda generación existe la instrucción de los fabric de los dispositivos de preparar el endometrio con aGnRH. Las excepciones Sohn: la AE con balón térmico (THERMACHOICE®) Que puede ser preparado con legrado (33), o la ablación por radiofrecuencia bipolar (Novasure®) Que no requieren tratamiento previo, ya que el dispositivo se ajusta ein diferentes profundidades de tejido (34).

Dispositivos 5 mm habitualmente kein requieren de dilatación Gebärmutterhals (35). Sin embargo, pacientes premenopáusicas que si requieren dilatación Gebärmutterhals-, habitualmente Sohn premedicadas con un agente osmótico (Laminaria) o una Prostaglandine (PG) (36). Una RSL que incluye 10 ECA, comparando Miso prostol contra Placebo, demostró que de mujeres premenopáusicas, el uso de PG se asoció con significativa Bürgermeister dilatación zervikalen inicial (2,6 mm; IC 95% 1,73 3,54), una menor necesidad de dilatación Gebärmutterhals (42,6 contra 71,7%; RR 0,61; IC 95% 0,51 0,73) y una menor tasa de laceración Gebärmutterhals (2 contra 11% RR 0,22, 95% IC 0,09 0,56). Tal estudio reporta un incremento de efectos secundarios menores (sangrado vaginal, cóLICOS abdominales y fiebre) (37). De cada cuatro mujeres que recibieron Miso prostol, una mujer evitó la necesidad de una Bürgermeister dilatación zervikalen y mujeres 12 una laceración Gebärmutterhalskrebs. Tales resultados ohne fueron observados en posmenopáusicas en esta RSL, diferencia atribuible, según los autores, al hipoestrogenismo caracteríStico de estas pacientes (37). Oppegaard y cols (38), ratifican esta Hüfteótesis en un estudio donde se comparan pacientes posmenopáusicas tratadas con 25 Estradiol vaginal o Placebo por 2 semanas y mi soprostol 1000 la noche Previa a la histeroscopía, demostrando que el uso de Estradiol preoperatorio aumenta la dilatación zervikalen y disminuye ELdolor intraoperatorio (38).

Existe gran variabilidad en las dosis y la vía de uso del Misoprostol en la Literatura. La dosis óptima kein ha sido establecida aunque la mayoría de las publicaciones Fluctúein entre 200 400 (37). Dosis mayores keine seríein necesarias (39). También existe Debatte en relación a la vía de administración. Choksuchat demuestra que 400 de Misoprostol oral presenta resultados similares que 200 administrados por víeine vaginale en la dilatación Gebärmutterhals (39). Sin embargo, ein dosis equivalentes (400 pg), el Misoprostol administrado por víEine vaginale es más eficaz que por víein oral (40). En consideración de esta información, recomendamos la administración en mujeres premenopausias de 200 vaginal o 400 oral la noche previa al procedimiento.

Como ya se ha señalado, la histeroscopíein quirúrgica, en manos de un operador capacitado, resulta ser una técnica segura y eficiente en el manejo de la menorragia. El conocimiento de las complicaciones y su manejo resulta de excepcional importancia para los ginecóLogos que nos enfrentamos a esta Intervention wirdón, considerando que algunas Sohn potencialmente mortales. Las complicaciones se pueden clasificar en: relacionadas con el procedimiento, relacionadas con el medio de distensión, y las del postoperatorio temprano o tardíO. La Tabla II Lebenslauf la frecuencia de las complicaciones más prevalentes. Abordaremos einer continuación las complicaciones, ein nuestro parecer más importantes, teniendo como una referencia AE con técnica de primera generación.

ein. Relacionadas con el procedimiento

a.1: Perforación uterina. De acuerdo a la Asociación Americana de GinecóLogos Laparoscopistas (AAGL) afecta al 1,1% del Gesamt de Procedimientos histeroscóPicos (41), concentrándose principal en nulíAbs, menopáusicas, cirugía con re sectoscopíein iterativa, retroversoflexión y en los primeros 100 Procedimientos de un cirujano (27,42). Aproximadamente la mitad de estas perforaciones ocurre durante la dilatación Gebärmutterhals (43). Durante la cirugíein Sohn de ayuda para la sospecha clínica: el excesivo sangrado, la pérdida repentina de la distensión uterina o la pérdida excesiva de medio. Aunque la visualización directa confirma el diagnóStico, keine siempre es posible detectar esta complicaciones por lo que la Aparición en el postoperatorio de dolor, distensión Bauch-, sangrado vaginal profuso, hipotensión, Hämaturie o fiebre Sohn signos de alarma que obligan ein evaluar detenidamente a la paciente (26,28,43). Al diagnóStico se debe detener inmediatamente el procedimiento. Pacientes estables, con lesión en el fondo uterino y sin activación eléctrica del asa, se pueden observar. De lo contrario se recomienda realizar una Laparoskopie diagnóstica, o en su defecto una laparotomía, que permita descartar lesiones de víscera hueca o elementos Sangrantes. En general, lesiones uterinas más de 1 cm deben ser suturadas (26,28,36,43).

a.2: hemorragia. Es una complicación infrecuente y normal fácil de manejar. Son lugares Habituales de sangrado el Sitio operatorio y en caso de presentarse, la perforación uterina y laceraciones cervicales. La prevención se logra Medi una manipulación adecuada del cérvix y evitando un resección profunda con compromiso de miometrio o de Miomas con compromiso miometrial (20,44). El uso de vasopresina intrazervikale se ha demostrado útil en la reducción del sangramiento intraoperatorio además de la facilitar dilatación zervikalen y la prevención de absorción de medio de distensión (20,45). Ein pesar de ser bien tolerada, su administración debe ser cuidadosa, evitando la inyección intravenosa que está asociada einer hipotensión, y bradicardia mortalidad (46). El sangrado, sin perforación uterina, se ControlA habitualmente con electrocoagulación con Roller. La persistencia del cuadro Obliga ein descartar una coagulopatíein. La utilización de un balón de Foley con 15&45 #; 30 ml de agua en su interior normal es útil en el intra o postoperatorio. La histerectomíein siempre queda como un tratamiento radikalen de última OPCIón (26,28,36,43,47).

a.3: lesiones térmicas. Efectos térmicos eléctricos puede causar lesiones en la cavidad uterina, intestino, vejiga y grandes vasos pélvicos (48). En especial, se ha reportado un riesgo aumentado de lesiones ein intestino en la coagulación histeroscópica cornual, donde el miometrio es más delgado. Se recomiendo la movilización Permanente del instrumento eléctrico activado evitando la elevación de la temperatura de la superficie uterina, minimizando el riesgo de esta complicación (26,49). Se han descrito también, lesiones en Vulva y Vagina Asociadas einer dilatación excesiva del cérvix, la aplicación de corriente ein monopolares lt; 2 cm de orificio zervikalen externo o por acoplamiento por capacitancia (26,50).

b. Relacionadas con el medio líquido de distensión

La histeroscopíein quirúrgica sich realiza con un medio líquido de distensión (MLD) condicionado por el tipo de instrumental utilizado y por las preferencias del cirujano. En general, un medio de distensión presenta como características ideales: el permitir una visualización clara, ser nicht tóxicos, keine conductivos, hipoalergénicos, de bajo costo, kein hemolíTicos, e iso osmolare (51). El uso de instrumental monopolares requiere de un ambiente pobre en ELECTROLITOS para evitar la dispersión eléctrica a los tejidos circundantes (26,51), incluyendo glicina al 1,5%, Sorbit 2,7% con Manitol 0,54% o Manitol al 5% (28). Por otra parte, la histeroscopía con asa bipolar (TCRis, Olympus y Versapoint, Gynecare) puede realizarse usando una Lösung ²ón salina o Ringer lactato eliminando el riesgo de hiponatremia dilucional, y disminuyendo, aunque ohne eliminando, el riesgo de sobrecarga de fluidos, Ödeme PULMONAR agudo y falla cardiaca congestiva (26,43,51). Las características los MLD más utilizados en la AE se resumen en la Tabla III.

La prevención y el precoz Reconocimiento de los síntomas asociados a las complicaciones por el uso de MLD pobres en ELECTROLITOS es de vital importancia (1,26). El metabolismo de la glicina y el Sorbit se traduce en agua libre, cuya acumulación produzieren una hiponatremia hipervoléGlimmer. Normal, los Mecanismos compensatorios se adaptan para mover el agua libre y cationes entre el espacios zusätzliche e intracelular. Sin embargo, la rápida y excesiva absorción de los medios de distensión, asociado al hecho que de mujeres los ösógenos conduce ein una ineficiente acción de la bomba del sodio zerebral, causa un aumento en agua libre zerebral, hipoosmolaridad e hiponatremia, resultando en un potencial Ödem zerebral, presión intracraneal aumentada, y Nekrose celular (20,28,43). Además, la glicina se metaboliza ein ácido GLICólico y amoníaco que contribuyen y agravan los desórdenes descritos (28). Tal Fenómeno se traduce en un cuadro progresivo donde aparecen: dolor de cabeza, Übelkeit, vóMitos y agitación mental. La persistencia del cuadro y la falta de tratamiento oportuno lleva ein estados excepcionales, pero críTicos, como: ceguera, bradicardia e hipertensión, seguido de Ödem PULMONAR, schock kardiovaskulärer y muerte (26,28,51).

Las complicaciones relacionadas con MLD muestran correlación con: cirugíwie con exposición de vasos arteriales o venosos, con pérdida gt; 1000 cc de Lösung ²ón o en pacientes con patologíein asociada, aunque kein con la duración de la cirugía (28). El uso de aGnRH o la administración de vasopresina intrazervikale han demostrado se úFliesen en la prevención de la absorción de MLD (20,29,45). En teoría, el Manitol al 5%, al ser isotónico, presenta menos riesgo de hipoosmolaridad (28,43); en Basis ein este criterio, la AAGL recomienda el uso de este MLD para la histeroscopíein monopolares ein pesar que los ECA keine han demostrado tal diferencia (52,53). Se requieren más estudios que respondan a esta interrogante.

El Reconocimiento y tratamiento oportuno por persönliche capacitado ayuda a prevenir complicaciones Severas y dificultades medico legales (28). La AAGL (54) y el ACOG (55) han desarrollado guíwie para el monitorización del uso de MLD. En Basis einer ellas, recomendamos la aplicación de ciertas medidas sencillas yfáciles de implementar:

el aire debe eliminarse de Knolleíals e histerosco pio previo al inicio del procedimiento, previniendo la embolia einérea.
la hidratación e intraoperatoria vor, kein debe ser excesiva.

Se recomienda el uso de Bombas automatizadas con presión de trabajo fija entre 75 100 mmHg. De lo contrario, se puede utilizar el MLD ein caída libre, siendo equivalente a la presión señalada cuando se ubica 90 120 cm sobre la paciente. Se debe designar en el pabellón una persona que überwachen el del MLD balancieren, Informando continuamente al cirujano del déficit del medio.

Para un correcto Balance de los MLD, se debe considerar que las bolsas contienen 3 6% Extra-de volumen. Además, se debe prevenir la absorción del medio por la ropa colocando un Material pláStico que recolecte en un recipiente libre el líquido sobrante.

Se recomienda un líMilbe máximo de déficit de MLD de 1000 ein 1500 ml al utilizar soluciones pobre en ELECTROLITOS y 2500 ml de Soluciones con ELECTROLITOS.

Escapa al objetivo de esta revisión, el detalle del manejo de la paciente con una complicación relacionadas ein MLD, sin embargo, es importante que todo médico histeroscopista y el lagernde persönliche de pabellóNesté al tanto de las medias báSicas de soporte y que existan Mecanismos para la solicitud de ayuda oportuna. La Figura 1 sugiere un algoritmo báSICO de manejo.

Figura 2. Esquema de manejo de absorción inadecuada de MLD.

c. Complicaciones del posoperatorio

Las complicaciones del posoperatorio (CP) pueden reconocerse meses o años Después de la AE. Sin considerar la ya analizada falla de la técnica, estas complicaciones Sohn infrecuentes (lt; 1% de los Procedimientos) y sólo analizaremos las generalidades de ellas. Existen publicaciones detalladas que las abordan en Bürgermeister profundidad (56,57).

c.1: Colecciones intrauterinas. El objetivo de una AE es la destrucción quirúrgica insgesamt del endometrio. En ocasiones, tal proceso no es completamente satisfactorio, quedando remantes de endometrio que se manifiestan habitualmente como sangrado uterino pos AE. Algunas pacientes desarrollan sinequias y / o Fibrose que impiden la salida de la menstruación, desarrollando hematometra o un síndrome pos esterilización tubaria (SPECT). Ambos cuadros se caracterizan por presentar dolor pélvico cíCLICO, goteo intermenstrual o amenorrea. La ecotomografíein transvaginal muestra una Colección líQuida intracavitaria (26,56). El hematometra presenta una incidencia de 1 2% y el manejo con una einfach dilatación zervikalen resuelve el 90% de los casos (23,58). El SPET se caracteriza por la formación de un hematometra cornual ein hidros Asociadoálpinx secundario a la menstruación retrograda que se acumula en la trompa de las pacientes salpingoligadas (SPL) (26). Se manifiesta en lt; 10% de las pacientes con AE y SLP y su manejo es normal refractario a la dilatación zervikalen y al tratamiento méDico, siendo necesario la realización de una resección cornual o una histerectomía con salpingectomíein bilaterales para Resolver la sintomatología (59).

c.2: Embarazo: La AE Es kein un método anticonceptivo. Las pacientes en riesgo de embarazo debiesen considerar una SPL o un método contraceptivo alternativo (1.55). Las tasas de embarazo reportadas Sohn Bajas (0,01 0,6%) (60,61), sin embargo, una RSL que incluye 70 casos publicados reporta un 12,9% de mortalidad perinatale, 42% de prematu ridad y un 26% de Plazenta acreta (61), ratificando lo señalado.

C.3: Infección: Las Aparición de infecciones es infrecuentes en la AE, con una incidencia reportada de 0,3 1,6% (23,26). El ACOG kein recomienda el uso de Profilaxis antibiótica para este procedimiento (62). De presentarse, la mayoría de las pacientes se manifiestan con infección urinaria o endometri tis, sin embargo, se han descrito casos de piometritis y abscesos Tubo ováRicos. La gran Bürgermeistería de las pacientes responde al tratamiento gewöhnlichen con antibióTicos (56,57,63 65).

c.4: Cáncer de endometrio: Parece lógico pensar que la destrucción completa del endometrio reduzieren la incidencia de cáncer, sin embargo, como la remoción completa kein siempre se logra, el riesgo existe. Valle y Baggish (66), en una RSL encuentran 8 casos con cáncer de endometrio tras una AE. La Bürgermeistería de ellos zehnía algún Faktor de Riesgo y todos fueron sintomáTicos. Éste y otros autores en conjunto con ACOG y el RCOG recomiendan keine realizar una AE hasta el descartar cáncer o Hyperplasie de endometrio en pacientes con anovulación crónica, endometrio engrosado o sangrado uterino anormal en gt; 45 años (1,26,66). La Aparición de Metrorrhagie posterior ein una ablación Endometrium pflich ein descartar este cuadro para tratarlo adecuadamente (56).

La AE es una herramienta útil para el manejo de la paciente premenopáusica con menorragia. Evidencia tipo 1 respalda su uso Frente a otras alternativas demostrando ser segura, relativamente fácil de implementar y con bajas tasas de complicaciones. Para un ginecólogo entrenado, presenta ventajas significativas Frente a la histerectomíein en cuanto al tiempo quirúrgico, Estadíein Hospitalaria, tiempo de recuperación y complicaciones, aunque se asocia a una menor satisfacción, kein presenta diferencias en cuanto a la calidad de vida al año de seguimiento. Sin embargo, este procedimiento kein difiere de otros en cuanto a que es un prerrequisito conocer y manejar la técnica y sus complicaciones antes de aventurarse en la realización de tal procedimiento. Consideramos que en nuestro país la AE es una herramienta subutilizada, probablemente por una falta de entrenamiento, desconocimiento de sus ventajas y comprensión de sus complicaciones. Además creemos que hay un importante campo de Desarrollo para las técnicas de segunda generación cuya implementación es escasa o nula en nuestro territorio. Este Kunstículo APUNTA en esa Dirección y hace un llamado einem impulsar el Desarrollo de esta técnica quirúrgica.

1. National Collaborating Centre for Frauen und Gesundheit von Kindern. Schwere Menstruationsblutung. London (UK): Royal College of Geburtshelfer und Gynäkologen (RCOG); 2007. p. 164. [ Verbindungen ]

2. Cote I, Jacobs P, Cumming DC. Die Nutzung von Gesundheitsdiensten mit erhöhter Menstruationsverlust in den Vereinigten Staaten verbunden. Am J Obstet Gynecol 2003; 188: 343 8. [ Verbindungen ]

3. Santer M, Warner P, Wyke S. Ein schottischer postalische Befragung schlug vor, dass die vorherrschende klinische Beschäftigung mit schweren Zeiten nicht die Epidemiologie der berichteten Symptome und Probleme widerspiegelt. J Clin Epidemiol 2005; 58: 1206 10. [ Verbindungen ]

4. Shapley M, Jordan K, Croft PR. Eine epidemiologische Untersuchung der Symptome von Menstruationsverlust in der Gemeinde. Br J Gen Pract 2004; 54: 359 63. [ Verbindungen ]

5. Vessey MP, Villard Mackintosh L, McPherson K, Coulter A, Yeates D. Die Epidemiologie der Hysterektomie: Ergebnisse in einer großen Kohortenstudie. Br J Obstet Gynaecol 1992; 99: 402 7. [ Verbindungen ]

6. Coulter A, Bradlow J, Agass M, Martin Bates C, Tulloch A. Ergebnisse der Empfehlungen zu Gynäkologie Ambulanzen für Menstruationsbeschwerden: eine Prüfung der allgemeinen Praxis Aufzeichnungen. Br J Obstet Gynaecol 1991; 98: 789 96. [ Verbindungen ]

7. Kingman CE, Kadir RA, Lee CA, Economides DL. Die Verwendung von Levonorgestrel Freigabe Intrauterin-System zur Behandlung von Menorrhagie bei Frauen mit Hämostasestörungen. BJOG 2004; 111: 1425 8. [ Verbindungen ]

8. Schaedel ZE, Dolan G, Powell MC. Die Verwendung des Levonorgestrel Freigabe Intrauterin-System in der Verwaltung von Menorrhagie bei Frauen mit Hämostasestörungen. Am J Obstet Gynecol 2005; 193: 1361 3. [ Verbindungen ]

9. Küçük T, Ertan K. Kontinuierliche oral oder intramuskulär Medroxyprogesteronazetat gegenüber dem Levonorgestrel Freigabe Intrauterin-System bei der Behandlung von peri Menorrhagie: eine randomisierte, prospektive, kontrollierte klinische Studie in der weiblichen Raucher. Clin Exp Obstet Gynecol 2008; 35: 57 60. [ Verbindungen ]

10. Lethaby AE, Cooke I, Rees M. Progesterone oder Gestagen Freigabe intrauterine Systeme für schwere Menstruationsblutung. Cochrane Database Syst Rev 2005: CD002126. [ Verbindungen ]

11. Lethaby A, Farquhar C, Cooke I. Antifibrinolytika für schwere Menstruationsblutung. Cochrane Database Syst Rev 2000 (4): CD000249. [ Verbindungen ]

12. Roy SN, Bhattacharya S. Nutzen und Risiken von pharmakologischen Mitteln zur Behandlung von Menorrhagie verwendet. Drug Saf 2004; 27: 75 90. [ Verbindungen ]

13. Lethaby A, Augood C, Duckitt K, Farquhar C. nichtsteroidalen Antirheumatika entzündliche Medikamente für schwere Menstruationsblutung. Cochrane Database Syst Rev 2007: CD000400. [ Verbindungen ]

14. Davis A, Godwin A, Lippman J, Olson W, Kafrissen M. Triphasic norgestimate Ethinylestradiol zur Behandlung von dysfunktionalen Uterusblutungen. Obstet Gynecol 2000; 96: 913 20. [ Verbindungen ]

15. Fraser, McCarron G. Randomisierte Studie über 2 hormonellen und 2 Prostaglandin Agenten bei Frauen mit einer Beschwerde von Menorrhagie hemmen. Aust N Z J Obstet Gynaecol 1991; 31: 66 70. [ Verbindungen ]

16. Marjoribanks J, Lethaby A, Farquhar C. Chirurgie im Vergleich zu der medizinischen Therapie für schwere Menstruationsblutung. Cochrane Database Syst Rev 2006: CD003855. [ Verbindungen ]

17. Dicker RC, Greenspan JR, Strauss LT, Cowart MR, Scally MJ, Peterson HB, et al. Komplikationen bei der Bauch- und vaginale Hysterektomie bei Frauen im gebärfähigen Alter in den Vereinigten Staaten. Die Collaborative Review der Sterilisation. Am J Obstet Gynecol 1982; 144: 841 8. [ Verbindungen ]

18. McPherson K, Metcalfe MA, Herbert A, Maresh M, Casbard A, Hargreaves J, et al. Schwere Komplikationen der Hysterektomie: die VALUE-Studie. BJOG 2004; 111: 688 94. [ Verbindungen ]

19. Harris WJ. Komplikationen bei der Hysterektomie. Clin Obstet Gynecol 1997; 40: 928 38. [ Verbindungen ]

20. Istre O. Verwalten von Blutungen, Flüssigkeitsaufnahme und Uterusperforation bei Hysteroskopie. Beste Pract Res Clin Obstet Gynaecol 2009; 23: 619 29. [ Verbindungen ]

21. Lethaby A, Hickey M, Garry R, ​​Penninx J. Endometrial Resektion / Ablation Techniken für schwere Menstruationsblutung. Cochrane Database Syst Rev 2009: CD001501. [ Verbindungen ]

22. Reid PC. Endometriumablation in England Mündig? Eine Untersuchung von Krankenhaus Folge Statistik 1989/1990 bis 2004/2005. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol 2007; 135: 191 4. [ Verbindungen ]

23. van Herendael BJ. Endometrial Resektion. In: Donnez J, Herausgeber. Atlas von OPERATIVE Laparoskopie und Hysteroskopie. Dritte Auflage ed. London, Vereinigtes Königreich. Informa Healthcare; 2007. p. 527 32. [ Verbindungen ]

24. Lethaby A, Shepperd S, Cooke I, Farquhar C. Endometrium Resektion und Ablation im Vergleich zu Hysterektomie für schwere Menstruationsblutung. Cochrane Database Syst Rev 2000: CD000329. [ Verbindungen ]

25. Middleton LJ, Champaneria R, Daniels JP, Bhattacharya S, Cooper KG, Hilken NH, et al. Hysterektomie, Endometrium Zerstörung und Levonorgestrel Freigabe Intrauterin-System (Mirena) für schwere Menstruationsblutung: systematische Überprüfung und Meta Analyse von Daten aus den einzelnen Patienten. BMJ; 341: c3929. [ Verbindungen ]

26. ACOG Praxis Bulletin Nr 81: Endometriumablation. Geburtshilfe & Gynecology 2007; 109 (5): 1233 48 0,097 / 01.AOG.0000263898.22544.cd. [ Verbindungen ]

27. ACOG Praxis Bulletin: Management von anovulatory Blutungen. Int J Gynaecol Obstet 2007; 72: 263 71. [ Verbindungen ]

28. Bradley LD. Komplikationen in hysteroscopy: Prävention, Behandlung und rechtliche Risiken. Curr Opin Obstet Gynecol 2002; 14: 409 15. [ Verbindungen ]

29. Sowter MC, Lethaby A, Singla AA. Vor operative Endometrium Verdünnungsmittel vor Endometrium Zerstörung für schwere Menstruationsblutung. Cochrane Database Syst Rev 2002: CD001124. [ Verbindungen ]

30. Cicinelli E, Pinto V, Tinelli R, Saliani N, De Leo V, Cianci A. Schnelle Endometrium Vorbereitung für hysteroskopisches Chirurgie mit oralen Desogestrel und vaginal Raloxifen: eine prospektive, randomisierte Pilotstudie. Fertil Steril 2007; 88: 698 701. [ Verbindungen ]

31. Wachsen DR, Iromloo K. Orale Kontrazeptiva eine sehr dünne Endometrium vor operative Hysteroskopie aufrechtzuerhalten. Fertil Steril 2006; 85: 204 7. [ Verbindungen ]

32. Triolo O, De Vivo A, Benedetto V, Falcone S, Antico F. Gestrinon gegen Danazol als präoperative Behandlung für hysteroskopisches Chirurgie: eine prospektive, randomisierte Auswertung. Fertil Steril 2006; 85: 1027 31. [ Verbindungen ]

33. Sharp HT. Bewertung neuer Technologien bei der Behandlung von idiopathischer Menorrhagie und uterine Leiomyome. Obstet Gynecol 2006; 108: 990 1003. [ Verbindungen ]

35. Readman E, Maher PJ. Schmerzlinderung und ambulante Hysteroskopie: eine Literaturübersicht. J Am Assoc Gynecol Laparosc 2004; 11: 315 9. [ Verbindungen ]

36. Levy B, Falcone T, Falk S. Uterusperforation bei gynäkologischen Prozeduren. In: Basow DS-Editor. Bis zu Datum. Waltham; MA: UpToDate; 2010. [ Verbindungen ]

37. Kran JM, Healey S. Verwendung von Misoprostol vor hysteroscopy: eine systematische Überprüfung. J Obstet Gynaecol Can 2006; 28: 373 9. [ Verbindungen ]

38. Oppegaard KS, Lieng M, Berg A, Istre O, Qvigstad E, Nesheim BI. Eine Kombination von Misoprostol und Estradiol zur präoperativen Zervixreifung in postmeno pausalen Frauen: eine randomisierte kontrollierte Studie. BJOG 2010; 117: 53 61. [ Verbindungen ]

39. Choksuchat C. Klinische Anwendung von Misoprostol in nicht-schwangeren Frauen: Übersichtsartikel. J Minim Invasive Gynecol 2010; 17: 449 55. [ Verbindungen ]

40. Batukan C, Ozgun MT, Ozcelik B, Aygen E, Sahin Y, Turkyilmaz C. Cervical vor operative Hysteroskopie bei prämenopausalen Frauen Reifung: eine randomisierte, doppel blind, placebo kontrollierten Vergleich der vaginalen und oralen Misoprostol. Fertil Steril 2008; 89: 966 73. [ Verbindungen ]

41. Hulka JF, Peterson HB, Phillips JM, Surrey MW. Operative Hysteroskopie. American Association of Gynecologic Laparoscopists 1991 Mitgliederbefragung. J Reprod Med 1993; 38: 572 3. [ Verbindungen ]

42. Sowter M, Lethaby A, Farquhar C. Eine nationale Umfrage der Komplikationen von Endometrium Zerstörung für Menstruationsstörungen: die Mistel Studie. Br J Obstet Gynaecol 1998; 105: 1341 2. [ Verbindungen ]

43. Paschopoulos M, Polyzos NP, Lavasidis LG, Vrekoussis T, Dalkalitsis N, Paraskevaidis E. Sicherheitsfragen von hysteroskopisches Chirurgie. Ann N Y Acad Sci 2006; 1092: 229 34. [ Verbindungen ]

44. Wamsteker K, Emanuel MH, de Kruif JH. Transzervikale hysteroskopisches Resektion von submukösen Myomen für anomaler: Ergebnisse in Bezug auf den Grad der intra-Erweiterung. Obstet Gynecol 1993; 82 (5): 736 40. [ Verbindungen ]

45. Phillips DR, Nathanson HG, Milim SJ, Haselkorn JS, Khapra A, Ross PL. Die Wirkung der verdünnten Vasopressin-Lösung auf den Blutverlust während der operative Hysteroskopie: eine randomisierte kontrollierte Studie. Obstet Gynecol 1996; 88: 761 6. [ Verbindungen ]

46. ​​Hobo R, Netsu S, Koyasu Y, Tsutsumi O. Bradykardie und durch intramyometrial Injektion von Vasopressin verursachten Herzstillstand während einer laparoskopisch assistierte myomectomy. Obstet Gynecol 2009; 113 (2 Pt 2): 484 6. [ Verbindungen ]

47. Serden SP, Brooks PG. Die Behandlung von anomaler Gebärmutter mit der gynäkologischen Resektoskopes Blutungen. J Reprod Med 1991; 36: 697 9. [ Verbindungen ]

48. Vilos GA, Brown S, Graham G, McCulloch S, Borg P. Genitaltraktes elektrische Verbrennungen während hysteroskopisches Endometriumsablation: Bericht von 13 Fällen in den Vereinigten Staaten und Kanada. J Am Assoc Gynecol Laparosc 2000; 7: 141 7. [ Verbindungen ]

49. Duffy S, Reid PC, Sharp F.-vivo-Studien von Uteruselektrochirurgie. Br J Obstet Gynaecol 1992; 99: 579 82. [ Verbindungen ]

50. Munro MG. Mechanismen der thermischen Schädigung des unteren Genitaltraktes mit Radiofrequenz- resektoskopisches Chirurgie. J Minim Invasive Gynecol 2006; 13: 36 42. [ Verbindungen ]

51. Bradley LD, Falcone T, Falk S. Hysteroscopy: Verwalten von Flüssigkeit und Medien Gas Ausdehnen. In: Basow DS-Editor. Auf dem Laufenden. Waltham; MA: UpToDate; 2010. [ Verbindungen ]

52. Phillips DR, Milim SJ, Nathanson HG, Phillips RE, Haselkorn JS. Hyponatriämie Enzephalopathie vorbeugen: Vergleich von Serum-Natrium und Osmolalität während operative Hysteroskopie mit 5,0% Mannit und 1,5% Glycin distention Medien. J Am Assoc Gynecol Laparosc 1997; 4: 567 76. [ Verbindungen ]

53. Inman RD, Hussain Z, Elfen AW, Hallworth MJ, Jones PW, Coppinger SW. Ein Vergleich der 1,5% Glycin und 2,7% Sorbit 0,5% Mannit Spülungen während der transurethralen Resektion der Prostata. J Urol 2001; 166: 2216 20. [ Verbindungen ]

54. LOFFER FD, Bradley LD, Brill AI, Brooks PG, Cooper JM. Hysteroskopische Fluidüberwachungsrichtlinien. Die Ad-hoc-Ausschuss für hysteroskopisches Ausbildungsrichtlinien der American Association of Gynecologic Laparoscopists. J Am Assoc Gynecol Laparosc 2000; 7: 167 8. [ Verbindungen ]

55. ACOG Technologiebewertung in der Geburtshilfe und Gynäkologie, Nummer 4, im August 2005: Hysteroskopie. Obstet Gynecol 2005; 106: 439 42. [ Verbindungen ]

56. McCausland AM, McCausland VM. Lange Zeitkomplikationen von Endometrium-Ablation: Ursache, Diagnose, Behandlung und Prävention. J Minim Invasive Gynecol 2007; 14: 399 406. [ Verbindungen ]

57. Cooper JM, Brady RM. Spätkomplikationen der operativen Hysteroskopie. Obstet Gynecol Clin North Am 2000; 27: 367 74. [ Verbindungen ]

58. Hill DJ. Hämatometra eine Komplikation der Endometriumablation / Freie Stationierung. J Am Assoc Gynecol Laparosc 1994; 1 (4, Teil 2): ​​S14. [ Verbindungen ]

59. McCausland AM, McCausland VM. Die Häufigkeit der symptomatischen cornual hematometra und postablation Tubensterilisation Syndrom nach insgesamt Roller Endometriumsablation: 10 year follow auf. Am J Obstet Gynecol 2002; 186: 1274 80; Diskussion 80 3. [ Verbindungen ]

60. Vilos GA, Vilos EG, König JH. Die Erfahrungen mit 800 hysteroskopisches Endometriumablation. J Am Assoc Gynecol Laparosc 1996; 4: 33 8. [ Verbindungen ]

61. Hare AA, Olah KS. Schwangerschaft nach einer Endometriumablation: ein Übersichtsartikel. J Obstet Gynaecol 2005; 25: 108 14. [ Verbindungen ]

62. ACOG Praxis Bulletin Nr 104: Antibiotikaprophylaxe für gynäkologische Verfahren. Obstet Gynecol 2009; 113: 1180 9. [ Verbindungen ]

63. Amin Hanjani S, Gut JM. Pyometra nach Endometrium-Resektion und Ablation. Obstet Gynecol 1995; 85 (5Pt 2): 893 4. [ Verbindungen ]

64. Schlumbrecht M, Balgobin S, Wort L. Pyometra nach der thermischen Endometriumsablation. Obstet Gynecol 2007; 110 (2 Pt 2): 538 40. [ Verbindungen ]

65. Garry R, ​​Shelley Jones D, Mooney P, Phillips G. Sechshundert Endometrium Laserablationen. Obstet Gynecol 1995; 85: 24 9. [ Verbindungen ]

66. Valle RF, Baggish MS. Endometriumkarzinom nach Endometriumsablation: hoch Risikofaktoren ihr Auftreten vorherzusagen. Am J Obstet Gynecol 1998; 179 (3 Pt 1): 569 72.

ZUSAMMENHÄNGENDE POSTS

  • Histeroscopia quirúrgica mioma submucoso

    Rev Obstet, Gynäkologie Venez vol.73 No.2 Caracas Juni 2013 Miomas submucosos: gran desafío para el Ginecologo Drs. María Antonieta Di Muro Mea *, Juan Carlos Berón Ventimilla *, Adriana María…

  • Glukosurie en el embarazo

    Rev Obstet, Gynäkologie Venez V.67 n.4 Caracas dic. 2007 Modificaciones fisiológicas del embarazo e implicaciones farmacológicas: MATERNA, fetales y neonatales Drs. Paúl Tejada Pérez *, Aaron…

  • Costo de una histeroscopia

    Recomendaciones L Persona infectada por VPH debe tener paciencia mientras el organismo se encarga de eliminar el Virus del sistema, se le Diseña un Steuer Ginecologico regelmäßige sencillo y…

  • Histeroscopia quirúrgica mioma submucoso

    Mi experiencia con Esmya (Acetato- de ulipristal) Hace unos meses atendimos el siguiente caso: Paciente de 49 años que Acude a un cuadro de Anämie Grab Consulta por, con todos los sintomas que…

  • Histeroscopia Diagnostica con …

    Histeroscopia Diagnostica con biopsia Información sobre Histeroscopia Diagnostica con biopsia Otros nombres: Histeroscopia Diagnostica. biopsia Método de diagnóstico consistente en introducir…

  • Dolor de la Becken durante el embarazo, dolor en huesos.

    Dolor de la Becken durante el embarazo Fotogalerien Las dos mitades de la Becken se conectan por delante ein través de una articulación rígida llamada sínfisis pubica . Esta articulación está…